volver a la página principal


Confianza por encima de los consejeros
CT / Toledo - 13/7/2015

El delegado será una figura política de primer orden y su función principal la de hacer reuniones

Fue el pasado viernes, en la toma de posesión del nuevo delegado del ejecutivo regional en la provincia de Toledo, Javier Nicolás, del que el presidente ha destacado su "humanidad" y que "todos los que le conocen y han trabajado con él, han lamentado su marcha cada vez que se ha marchado de un cargo". Los que hemos tenido que lidiar con un Javier Nicolás prepotente e insolente por momentos, no reconocemos el talante descrito por Emiliano García-Page y para muestra un botón, con el audio que aportamos de 2012, donde expresa que las leyes y normas no van con él, ni con su jefe, que le dio toda la confianza para decidir, acordar y reunirse.

Desde su primer día en la concejalía de Urbanismo, nos podíamos encontrar en el Pasadizo de Balaguer a cualquier gran constructor beneficiado por el Plan de Ordenación Municipal que no llegaba. Estaban muy nerviosos todos aquellos que con carácter previo habían comprado grandes extensiones de campos agrícolas, monte, riberas y vegas toledanas protegidas, con la promesa de que serían recalificadas. El metro de la Puerta del Sol (Madrid) en hora punta, no tenía nada que envidiar a la concejalía de Urbanismo de Toledo y cada vez que una nueva sentencia judicial negativa se producía, los funcionarios municipales reflejaban en sus rostros cierto grado de miedo, por las formas y maneras utilizadas en esos intercambios de información entre el callejón y el despacho del alcalde. Además dentro del mismo concepto de comunicación del alcalde entonces y que ahora se aplica desde el Palacio de Fuensalida, existían medios de comunicación favoritos con los que tener un permanente trato de favor, no sólo en lo institucional (publicitario) sino a al hora de facilitar la información con antelación a las convocatorias del resto de medios, "no sabemos" si tendría que ver que los dueños de estos medios fueran constructores beneficiados en el reparto de Toledo. A pesar de ese pacto con Podemos para aplicar la "transparencia", para García-Page sólo existen los medios de comunicación que le ríen las gracias y que se comportan como parte de su corte celestial, sumisos y obedientes. A ellos se les invita, agasaja, convoca, conceden entrevistas, financia y se les llama para darles información privilegiada antes que se llegue a convocar al resto, por supuesto a los que convoquen o envíen información, pues nosotros no formamos parte de ninguno de estos selectos grupos.

Han sido ocho años viviendo por y para el urbanismo, en los que Javier Nicolás se convirtió en sombra, confidente y ejecutor de Emiliano García-Page. Nosotros mismos hemos tenido represalias por hacer al concejal las preguntas que no le gustaban y de las que parece que no tenía luces suficientes para contestar o defenderse. Al irregular consejo de administración de Toletum Visigodo (ilegalizado por sentencia) o al del Consorcio, siempre Nicolás acompañaba a Page como escudero fiel y el pasado viernes fueron compensados sus desvelos con un nombramiento que colma sus aspiraciones y lo tranquiliza por fin, si no es que compra su silencio, como podemos apreciar en la fotografía.

Ha prometido el presidente que revisará la legislación urbanística, al más puro estilo Aznar y que podría estar aprobada dentro del primer año de mandato, según Page, para solucionar problemas y enredos, no sabemos si también para saltarse todas las normas y poder pagar todos los favores de Bono y a Bono, a quien debe toda su vida política el nuevo presidente regional. Además Page ha avanzado una ley de trámite único en cuanto a la instalación de empresas se refiere y a la gestión de apertura de negocios, por medio de un procedimiento "mucho más sencillo". "No puede ser que en una sociedad que reclama empleo y riqueza, los emprendedores se tiren meses desesperados para poder abrir un negocio", afirmó categórico García-Page. En este contexto la experiencia en reuniones con hosteleros, constructores y en general toda gran empresa dispuesta a intercambiar favores por suelo, serán bienvenidos tanto en el despacho del presidente, como en el del delegado provincial.

En esa vuelta al pasado, el instante anterior de la llegada de Cospedal y que tanto ha insistido Page, tanto en las sesiones en las Cortes como mientras pactaba su nombramiento con Podemos, el ejecutivo o su presidente que es lo mismo, se ha olvidado de asumir de nuevo las competencias en protección del patrimonio cultural y natural y dotar a estos importantes asuntos las consejerías correspondientes como estaban antes de la mencionada María Dolores, aunque ya en tiempos pasados la "autoridad garante" imposibilitó diversos pelotazos urbanísticos y otros se llevaron a cabo sin esperar a las ratificaciones del Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional, lo que supondrá grandes problemas añadidos para la primera alcaldesa de Toledo y que como vemos influye directamente en la no creación de órganos de control regionales. Qué sentido puede tener crear áreas que a futuro impidan el desarrollo al sector del ladrillo y que se encuentren con el mar de irregularidades sembrado por el ahora presidente.

Un empeño personal será también el de García-Page con el Hospital Universitario de Toledo, que no de referencia regional, concebido para que tuvieran cabida los nuevos desarrollos urbanísticos de la Sagra toledana, como El Quiñon de Seseña. Un "hospital para los próximos 50 años, no para cuatro", pero que tendrá que dotar a Toledo de un sinfín de infraestructuras para que no le pasen factura urbana el millón de pacientes que están contemplados. Completar el hospital y sus infraestructuras permitirán que algunos desarrollos contemplados en las cercanías y pertenecientes a ese POM anulado por ser contrario a derecho, tengan posibilidades de ser incluidos en los futuros planeamientos de Toledo, pues como se daba por sentado en las tres últimas décadas tras el cambio de la ley del suelo, primero se deciden los beneficiados y después se planifica y recalifica.

De la misma forma que en la toma de posesión de sus consejeros, adelantamos que Javier Nicolás sería la pieza fundamental, también avanzamos que en la generación de empleo que Emiliano García-Page promete para los próximos meses y de la que la alcaldesa, Milagros Tolón, quiere hablar personalmente en septiembre, el urbanismo feroz (el ladrillo) será la clave, pues tanto Page como Nicolás no conocen otra forma de progreso. Sin duda ellos dos tienen en mente la planificación por encima de las sentencias de nulidad del POM y la creación de uno de los mayores polígonos industriales de la región sobre las riberas de un río que quedará en el último lugar de las prioridades. Tampoco sabemos si la construcción del macro polígono, un millón de metros cuadrados, en tierras con beneficiarios concretos que hasta hace muy poco tenían un uso agrícola, significarán el cierre del viejo polígono para cumplir con la legalidad vigente y los dos kilómetros que deben existir entre las actividades industriales y la residencia habitacional de personas.

 



La tranquilidad que no hemos visto en ocho años,

quizás garantía de silencio para García-Page.



Podemos apreciar como en su obsesión por controlarlo todo, Emiliano García-Page intenta leer el discurso de Javier Nicolás.


Emiliano García-Page (presidente)  

Javier Nicolás (cosa urbana 2012)  

 




Participa en Facebook Síguenos en Twitter ContactoNosotrosVivir Canal Toledo en YouTube
Aviso Legal