volver a la página principal


 

Retratados para la Historia

 

El día 21 de diciembre de 2006, Ministerio de Cultura y UNESCO dieron un ultimatum en persona al Ayuntamiento de Toledo y Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, al alcalde entonces, José Manuel Molina y al vicepresidente segundo del gobierno regional entonces, Emiliano García-Page, para que presentaran ante el organismo internacional el Plan de Ordenación Municipal (POM) antes del 1 de febrero y poderlo estudiar en la siguiente reunión del Comité del Patrimonio Mundial, con carácter previo a su aprobación para no incumplir un tratado con rango de ley. Ocho años después UNESCO no ha recibido documentación alguna sobre la que pronunciarse, por lo que se puede hablar de incumplimiento de un tratado firmado para declarar el Conjunto Histórico de Toledo (dentro y fuera de murallas) Patrimonio Mundial.

¿Son suficientes motivos para "borrar" a Toledo de la lista del Patrimonio de la Humanidad? ¿Podemos hablar ya de "los grandes expoliadores" de Toledo?




Participa en Facebook Síguenos en Twitter ContactoNosotrosPortada Canal Toledo en YouTube
Aviso Legal