volver a la página principal


Guerra verdulera en el Tajo
CT / Toledo - 20/06/2012

La Confederación Hidrográfica del Tajo acusa al Ayuntamiento y el Gobierno municipal al Estado, a cuenta de la muerte de miles de peces

Es fácilmente constatable que el Tajo a su paso por Toledo sólo recibe los líquidos procedentes del desagüe de Madrid y a su vez el Estado permite que se almacene todo el agua limpia en la cabecera del río para abastecer los desmesurados y especulativos gastos hídricos de Murcia. Dicho de otro modo, la autoridad garante no cumple la ley "a sabiendas", pues como administradora permite que no se cumpla siquiera con los mínimos ecológicos que marca la ley en el cauce cedente, mientras guarda la práctica totalidad del agua para usos ilegítimos y en su mayoría privados. No es menos cierto y no sería la primera vez que al Ayuntamiento de Toledo se le escapan de control vertidos fecales o industriales, convirtiéndose incluso en "suceso" habitual las mezclas de aguas residuales y pluviales en cada episodio de tormenta sobre el municipio.

Según la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), tras realizar indagaciones y tomar muestras en el Puente Azarquiel y en presencia de personal del Ayuntamiento de Toledo, "todo parece indicar que el episodio ha sido ocasionado por una fuga accidental del colector municipal de la ciudad de Toledo que ha vertido en el arroyo del Aserradero, justo en el azud de Safont. Nos recuerda la CHT en su comunicado, que "El titular de este colector, el Ayuntamiento de Toledo, ha sido sancionado en ocasiones anteriores por el mal estado del mismo". También matiza la autoridad competente, que "Este suceso ha sido agravado por coincidir en el tiempo con un episodio tormentoso registrado el pasado lunes, que ha hecho que dicho colector, ya en mal estado, con abundantes fugas, no fuera capaz de evacuar todo el caudal generado por la tormenta, dado que conduce simultáneamente aguas residuales y pluviales".

Para el equipo de Gobierno, "la CHT trata de desviar la atención con una cortina de humo acusando al Ayuntamiento de una situación que es exclusivamente de su responsabilidad, al detectarse un drástico descenso del caudal del río que ha provocado una disminución del oxigeno hasta unos niveles incompatibles con la vida de especies como el barbo o la carpa, un hecho constatable por informes elaborados incluso por entidades ajenas a este Ayuntamiento". Según la nota de prensa municipal posterior al comunicado de la CHT, "apuntar al arroyo del Aserrado como principal causa de mortandad de peces no es más que una distracción para desviar la atención del verdadero problema del Tajo".

Sea como sea, tras 40 años de la prohibición de bañarse en el Tajo y 34 años después de que "todos los partidos políticos" aprobaran la Constitución Española sin molestarse en derogar una ley franquista que hipotecaba un cauce en beneficio de otro, recordando que a su paso por Toledo el "Padre Tajo", como lo calificaba el maestro Jacinto Guerrero, se convierte en el único río español "Patrimonio de la Humanidad", parece que nadie tiene las manos limpias en este asesinato y que en su desgobierno, todas las administraciones han sido cómplices de la muerte anunciada del principal río de la Península y del que además de la UE o UNESCO, incluso Portugal podría pedirnos responsabilidades por su extrema degradación, vinculada estrechamente a la misma burbuja especulativa que sume en la ruina económica a nuestro país.

Habrá que preguntarse por la insostenibilidad ambiental que ha quedado patente con la imagen dada del río y sus riberas durante las tres décadas de "democracia". Falta de caudal, suciedad, vertidos tóxicos muy superiores (en proporción a superficie) al desastre gallego que hoy está siendo juzgado, eso sí, convenientemente maquillado por el Gobierno regional. Falta de rigor en la planificación, en el control, en la limpieza y con infraestructuras de evacuación de residuos urbanos demasiado antiguas.

La desfasada política de financiación del Ayuntamiento, recalificando a urbanas las vegas del Tajo (paisajes históricos protegidos), sin someter siquiera a la autoridad garante. La escasez de recursos hídricos para abastecer a la población, reflejada en los correspondientes informes sectoriales y en sentencias judiciales de anulación de lo planificado. El cambio de modelo económico sin preguntar a la población, en un intento de rescindir como fuente de riqueza inagotable el turismo cultural e imponer explotaciones industriales degenerativas y necesitadas de ingentes cantidades del líquido elemento.

Han quedado por tanto evidenciados los intereses de unas administraciones que ni siquiera velan por el "Padre Tajo", quien dio vida y origen a la ciudad, que siendo capital del reino visigodo unificó las Hispanias, para convertirnos en lo que hoy somos, la España endeudada y "
espada de Damocles" de Europa. En las manos de los ciudadanos está acabar con la dictadura del ladrillo y favorecer que el río Tajo y la ciudad vuelvan a sus orígenes, vuelvan a la vida.

 



Referencias:

 

Miles de peces muertos en el Tajo
Inmundicia de un Tajo al borde de la alerta
 




Participa en Facebook Síguenos en Twitter ContactoNosotrosVivir Canal Toledo en YouTube
Aviso Legal