volver a la página principal


El alcalde exige a la Junta que incumpla la ley
CT / Toledo - 23/04/2012

A pesar de que Coca-Cola y El Corte inglés no tienen prisa por llegar a Toledo, el alcalde se empeña en culpar a la Junta de que sus planes de progreso basados en ladrillo y la especulación industrial no prosperen

Ha sido en Albacete y dentro de la gira como secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha, donde Emiliano García-Page ha clamado al Gobierno autonómico, que desarrolle cuanto antes el suelo industrial para que empresas como Coca-Cola se instalen en la ciudad de Toledo y generen cientos de puestos de trabajo.

Tras fiascos como los de La Abadía, donde también se dio licencia de apertura a pesar de siete sentencias que anulan el Plan de Ordenación de Toledo (POM) y con despidos post navideños, que evidencian una aguda situación de crisis del comercio y una saturación de centros comerciales en el área urbana de Toledo, el alcalde de Toledo sigue intentando justificar su gestión y su política futura en elementos caducos y modelos insostenibles.

Los distintos informes que intencionadamente se omitieron en la irregular aprobación del POM de Toledo, dejaban claro no sólo delitos contra el Patrimonio Histórico español y de toda la humanidad, sino carencias de recursos, agua principalmente, que hacen inviables e insostenibles industrias como la que en esta ocasión exige en Albacete el alcalde de Toledo.

García-Page advierte que "están en juego cientos de puestos de trabajo" y recuerda compromisos firmados, que a día de hoy los toledanos no conocen en sus justos términos, no sólo con Coca-Cola, también con El Corte Inglés, en base a unos derechos urbanísticos que la justicia anuló. La Junta de Comunidades está obligada a conocer estas sentencias y hacer respetar la ley, más aún en zonas protegidas por la carta arqueológica y declaradas Conjunto Histórico y Patrimonio Mundial. El Gobierno regional, además de ser la autoridad delegada por el Estado y garante del patrimonio cultural y natural, no tiene siquiera competencias para derogar leyes nacionales y tratados internacionales de protección en las parcelas previstas y en las areas colindantes, que se verán arrasadas por el aparcamiento y circulación de vehículos, creando impactos visuales y arqueológicos irreparables, que podrían suponer incluso la pérdida del título como "Patrimonio de la Humanidad" de la ciudad de Toledo.

La angustia del secretario regional del PSOE, le lleva a implorar a la Junta de Comunidades, a que apruebe, "aunque sea por fases", la urbanización dentro de un POM nulo, por ser contrario a derecho, para que se instale una factoría de Coca-Cola en la ciudad de Toledo, aunque a futuro Toledo tenga que solicitar un nuevo trasvase de agua a medida de la multinacional.

El alcalde de la capital castellanomanchega ha explicado que el suelo industrial pendiente de desarrollar "no sólo albergará la factoría de Coca-Cola", puesto que dice "hay muchas empresas con las que estamos en conversaciones" y además se ubicará una planta eléctrica que dará servicio al nuevo hospital, imprescindible, y esto lo decimos nosotros, para algunos de los desarrollos urbanísticos planeados en este ilegal POM.

Para Emiliano García-Page, los puestos de trabajo "no caen del cielo", y "no podemos marear la perdiz con estos temas porque puede salir volando", por lo que pide a la consejera de Fomento, Marta García, "que acelere el paso y que no se pierda la ocasión", avisando, que ahora "le toca a la administración poner de su parte ayudas, infraestructuras y estímulos".

 





Participa en Facebook Síguenos en Twitter ContactoNosotrosVivir Canal Toledo en YouTube
Aviso Legal